El escolta tuvo su mejor partido de la temporada en la victoria de Houston en Memphis por 107-100.

Houston estaba obligado a volver al triunfo tras la dura derrota en Miami y lo logró este lunes por la la noche. El equipo de Mike D’Antoni pudo disfrutar de la mejor versión de James Harden para vencer a un duro Memphis Grizzlies por 107-100.

El escolta asumió el rol de conductor a partir de la baja de Russell Westbrook (manejo de cargas) y fue letal: 44 puntos, 10 rebotes, seis asistencias, dos robos y una tapa. Además, a diferencia de otros juegos en los que sumó muchos puntos, lo hizo con buenos porcentajes de efectividad (12/28 de campo; 7/16 en triples).

Memphis llegó a caer por 13 puntos en el inicio de la noche, pero volvió a mostrar puntos positivos en sus jóvenes. Ja Morant (23-5-6) fue el conductor de una ofensiva que también encontró puntos altos en Dillon Brooks (17) y Jonas Valanciunas (10 tantos y 10 rebotes).

Sin embargo, cuando el equipo de Taylor Jenkins se puso a tres unidades, no pudo frenar a La Barba. El escolta aportó 10 de los 23 puntos de su equipo en el último cuarto, incluyendo un triple en la cara de Morant para sentenciar el pleito.

Ambos equipos volverán a jugar el miércoles por la noche. El elenco texano recibirá a Golden State desde las 21:30 (ESPN), mientras que Memphis chocará en su casa con Minnesota a las 22hs.

Anuncios