Phoenix derrotó a Memphis por 114 a 105, de visitante, y ganó los dos partidos seguidos que disputó de visitante. Devin Booker (21 y tres) y Aaron Baynes (20 y cuatro) combinaron 41 puntos y siete triples.

Los Suns venían con un gran envión anímico como producto de la contundente victoria en Golden State. En esta ocasión, los de Arizona aterrizaron en Memphis con el fin de cerrar la gira de visitante de la mejor manera.

Los Grizzlies le dieron pelea gracias a su enorme trabajo defensivo en el segundo cuarto. El dueño de casa dejó a su rival en apenas 14 tantos y pasó al frente en el marcador (47-45), antes del descanso. Los novatos Ja Morant (24 y siete asistencias) y Brandon Clarke (16, 11 rebotes, tres robos y dos tapas) fueron los más destacados del conjunto de Tenessee.

No obstante, el elenco de Monty Williams salió con otra determinación a la segunda parte y revirtió la historia con un parcial de 37 a 22. Devin Booker (21 unidades y tres triples) volvió a relucir su capacidad anotadora, seguido por Aaron Baynes (20 y cuatro). De hecho, el pivote australiano estableció su mejor marca personal en tiros externos convertidos en un solo partido.

 

Asimismo, Kelly Oubre Jr se destacó con su explosividad y agresividad ofensiva, anotando 15 puntos. En tanto, Frank Kaminsky (14 y cinco tableros) y Mikal Bridges (10 y cuatro recuperos) ingresaron desde la banca con el objetivo de darle más profundidad a la visita.

Con este resultado, Phoenix registró una marca de cuatro triunfos y dos caídas en la fase regular. Este lunes recibirá a Philadelphia a las 23 horas. Una hora más temprano, Memphis (1-4) volverá a jugar en el FeDex Forum, esta vez frente a Houston.

Anuncios