Los Timberwolves vencieron 131-109 a los Wizards gracias a un buen goleo colectivo liderado por Andrew Wiggins.

La jornada del sábado acabó con tres líderes en el oeste, todos ellos con récord de 4-1: Los Ángeles Lakers, los San Antonio Spurs y, se sumaron, los Minnesota Timberwolves. Después de aquella noche negra en el juego contra Philadelphia 76ers, que acabó con una suspensión de dos juegos tanto para el pivote propio, Karl Anthony Towns, como para el del rival, Joel Embiid, los dirigidos por Ryan Saunders se recuperaron este sábado con un triunfo contundente sobre  los Wizards, en Washington, por 131-109.

Los visitantes anotaron los primeros dos puntos del partido a través de Treveon Graham (4) y desde entonces siempre tuvieron el liderazgo del juego. Llegaron a tomar una distancia máxima de 34 puntos en el tercer cuarto a partir de un parcial de 36-16, aunque los locales acabaron maquillando el resultando en la última docena de minutos gracias a un 37-25.

A falta de Towns, la figura del equipo vestido de blanco fue Andrew Wiggins. El canadiense encajó cuatro de sus nueve lanzamientos externos para ser el máximo anotador del equipo con 21 puntos, mientras que también repartió seis asistencias y bajó cinco rebotes. Además, Minnesota tuvo a otros cinco jugadores en doble dígito: Jarrett Culver (20), Robert Covington (20), Gorgui Dieng (18 tantos y ocho rebotes), Jeff Teague (15 unidades y 13 asistencias) y Jake Layman (14).

Ambos equipos volverán a jugar este lunes, como locales. Los Timberwolves recibirán a los Milwaukee Bucks desde las 22hs, mientras que los Wizards harán lo suyo con los Detroit Pistons, a las 21hs.