El equipo de Michael Malone llegó a padecer una desventaja máxima de 12 puntos en la primera mitad, pero, a través de una gran defensa, venció al Magic por 91-87.

Los Nuggets son de los mejor que tiene la NBA en defensa, pero este sábado tuvieron que sudar la gota gorda para vencer al Magic en Orlando (91-87).

Los visitantes dejaron a todos los perimetrales suplentes por debajo de los diez puntos, mientras que Evan Fournier (11) y Terrence Ross (10) acabaron con una marca menor al 45% de efectividad de campo, pero Nikola Vucevic (24 puntos y siete rebotes) y Aaron Gordon (21 y 9) fueron imparables.

A partir de ellos, los dueños de casa llegaron a gozar de una ventaja máxima de 12 puntos en la primera mitad, la cual acabó con un 45-40. Pero los dirigidos de Mike Malone reaccionaron en el tercer cuarto a través de un gran juego externo liderado por Nikola Jokic (20-7-4) y llegaron a tomar la ventaja por una distancia máxima de ocho puntos en el tercer cuarto, que finalizó 69-63.

Morris y Bradley combinaron dos bombazos y ocho puntos (un doble del primero) en el inicio del último cuarto, antes que Vucevic lidere a los suyos a un parcial de 7-0 que achicó el margen a un punto (77-76) con 6:21 en el reloj.

Ahí fue cuando el tridente de Jamal Murray (22), Gary Harris (13-4-4) y Jokic brilló en ambos costados de la cancha para apretar a un local que pasó gran parte de los últimos cuatro minutos de juego con tan sólo dos puntos anotados. Un doble de Fournier a doce segundos del final encendió una luz de esperanza para el dueño de casa, pero Harris no perdonó desde la línea para sentenciar la historia.

Ambos equipos volverán a jugar el martes. Los Nuggets recibirán al Heat desde las 23hs, mientras que los de Florida visitarán al Thunder a las 22hs.

Anuncios