Sin bases disponibles, los Pistons vencieron a Brooklyn por 113 a 109, de local. Andre Drummond (25 y 20 rebotes) y Bruce Brown (22 y siete asistencias) fueron las figuras.

Reggie Jackson (reacción de estrés en la espalda), Derrick Rose (tensión en el isquiotibial derecho) y Tim Frazier (distensión en el hombro derecho) no pudieron jugar el encuentro por distintas lesiones. Por ende, el entrenador Dwane Casey decidió colocar a Bruce Brown como base titular.

El jugador de segundo año estuvo a la altura de las expectativas, debido a que sumó 22 tantos, siete pases gol y dos robos. Además, tuvo una participación activa en el tercer capítulo, cuando el dueño de casa revirtió la historia gracias a un parcial de 32 a 18. Luke Kennard lo acompañó con 24 y tres aciertos detrás del arco.

 

Por otro lado, Andre Drummond estuvo intratable en la pintura, tanto en ataque como en defensa. El pivote se destacó con 25 unidades, 20 tableros (tercera vez en la fase regular que alcanza o supera esta marca), seis asistencias, tres recuperos y cinco tapas. También, Tony Snell (10, cuatro, cero, uno y uno) ayudó con su esfuerzo e intensidad en el propio campo.

En cuanto a los Nets, el gran desempeño de Kyrie Irving (20 puntos, 11 rebotes y 10 asistencias) no fue suficiente para sostener la máxima ventaja de 64-50 en el tercer período. En la noche siguiente a la importante victoria sobre Houston, los de Kenny Atkinson no repitieron el bue nivel colectivo para igualar el récord de la campaña.

El próximo partido de Detroit (3-4) será este lunes en Washington, a las 21 horas. Media hora más tarde, Brooklyn (2-4) recibirá a New Orleans.

Anuncios