Oklahoma City logró su segunda victoria de la fase regular ante New Orleans por 115 a 104, de local. Shai Gilgeous-Alexander (23 y ocho) y Dennis Schroder (17 y nueve) combinaron 40 puntos y 17 rebotes.

El primer festejo del Thunder en la campaña había llegado el domingo pasado a la tarde, cuando aplastó en casa a los Warriors. El segundo triunfo llegó un sábado a la tarde, y nuevamente en el Chesapeake Energy Arena.

Al elenco de Billy Donovan no lo frenó su etapa de reconstrucción, sino que supo utilizar su artillería ofensiva para derrotar a los jóvenes Pelicans. Pese a la ausencia de Brandon Ingram en la segunda mitad (lesión en la cabeza), la visita contó con seis jugadores que anotaron más de diez tantos y mantuvieron parejo el tanteador. Ellos fueron J.J. Redick (17 unidades y cuatro triples), Jrue Holiday (16 y seis asistencias), Jahlil Okafor (15, 12 tableros y dos bloqueos), Josh Hart (12 y 15), Frank Jackson (12) y Lonzo Ball (diez y tres robos).

El dueño de casa respondió gracias a la fortaleza que posee de sus jugadores en el puesto 1. Shai Gilgeous-Alexander (23 tantos, ocho tableros y cuatro pases gol) comandó una vez más la tabla de máximos anotadores del equipo. Asimismo, Dennis Schroder (17 y nueve) fue clave en la recta final, ya que convirtió los últimos seis puntos del local.

 

Por otro lado, Chris Paul se lució con su buena visión del juego y su capacidad meticulosa para repartir pases gol (nueve en total). El jugador de 34 años sumó 15 puntos y tres recuperos. En tanto, Danilo Gallinari (16 y cuatro triples) y Darius Bazley (17 y tres) colaboraron con la efectividad desde el perímetro, mientras que Nerlens Noel estuvo sólido en la pintura bloqueando seis lanzamientos.

Oklahoma City (2-4) volverá a jugar este martes a las 21 horas, esta vez frente a Orlando. En cambio, New Orleans (1-5) visitará este lunes a Brooklyn, a las 20.30.