Cleveland cayó por 102-95 en Indiana y continúa sin victorias como visitante. El equipo de Nate McMillan tuvo a tres jugadores con doble dígito.

Al cabo de diez días de la fase regular, Cleveland es una incógnita. El equipo de John Belein es uno de los cinco equipos del este con invicto en casa (2-0), mientras que también es uno de los tres sin festejos fuera de ella, con un 0-3 que únicamente es superado por Nueva York (0-4).

La tercera caída del conjunto Cavalier llegó este viernes por la noche, cuando el equipo viajó a Indiana para medirse con los Pacers y acabó perdiendo por 102-95. La visita hizo un buen trabajo en el primer cuarto (26-19), pero fue extremadamente individualista e impreciso en el segundo, lo que le dio al local la chance de montar un parcial de 23-11 que, a la larga, liquidó el pleito.

Le dije a mis dirigidos que hicimos un récord de menor cantidad de pases en un segundo cuarto”, señaló el entrenador debutante Belein. Su equipo, a pesar de tener buenos números de Kevin Love (22 puntos y 17 rebotes), Collin Sexton (21) y Jordan Clarkson (20), falló en ambos costados durante gran parte de la noche, lo que pudo haber acabado en una derrota por un margen mayor si el rival estaba fino.

El dueño de casa volvió a mostrar un punto muy débil en la rotación, pero halló otros altos en los rendimientos de Jeremy Lamb (21 tantos y 10 rebotes), Domantas Sabonis (18 y 17) y Malcolm Brogdon (25 unidades, ocho rebotes y seis asistencias) para sumar su segunda victoria de la campaña.

Ambos equipos volverán a jugar el domingo, en sus respectivas canchas. Los Pacers recibirán a los Bulls desde las 19hs, mientras que los Cavaliers intentarán recuperarse ante el Magic (21:30).

Anuncios