Miami le volvió a derrotar a Atlanta, esta vez fue por 106 a 97 en el State Farm Arena. Kendrick Nunn (28 y cuatro), Tyler Herro (17 y tres) y Meyers Leonard (16 y tres) combinaron 61 puntos y 10 triples.

El Heat tuvo el segundo encuentro de la semana frente al mismo equipo con el que se había cruzado hace dos días. Como Trae Young había sufrido un esguince de tobillo en aquel partido, los Hawks no pudieron contar con su joya más valiosa. Pese al gran esfuerzo de los dirigidos por Lloyd Pierce, el conjunto de Florida se hizo fuerte nuevamente.

El quiebre estuvo en el último cuarto, cuando el dueño de casa se había acercado a seis tantos. El entrenador Erik Spoelstra pidió tiempo muerto, y a partir de ahí sus jugadores respondieron con una racha letal de 10 a 0. Si bien no anotó muchos puntos (cinco), Jimmy Butler condujo los avances del equipo y sumó nueve rebotes, seis robos, tres tapas y 11 asistencias.

El máximo anotador fue Kendrick Nunn con 28 unidades (cuatro triples), además de haber recuperado dos balones. El base alcanzó la marca de los 100 puntos en los primeros cinco juegos de su carrera, lo cual es un hito que no ocurría desde que Kevin Durant lo completó en la 2007/08.

 

También, Tyler Herro (17 tantos y tres aciertos detrás del arco), Meyers Leonard (16, tres, ocho tableros y dos bloqueos) y Duncan Robinson (12 y dos) aportaron la capacidad anotadora. En tanto, Bam Adebayo (12, uno, seis, dos y siete pases gol) fue determinante por su fortaleza física en la pintura, tanto en ataque como en defensa.

Con este resultado, Miami llegó a un récord de 4-1 en la fase regular. Este domingo recibirá a Houston a las 19 horas. Por otro lado, Atlanta (2-3) volverá a jugar en el State Farm Arena el martes que viene a las 20, frente a San Antonio.