Orlando cerró el juego con un parcial de 16 a 3 y superó a New York por 95 a 83, de local. Nikola Vucevic (21 y 13) y Aaron Gordon (15 y 11) combinaron 36 puntos y 24 rebotes.

El Magic necesitaba un triunfo para igualar el récord de la fase regular. Sus renovaciones y refuerzos en la pretemporada dejaron a entender que el objetivo principal es clasificarse nuevamente a los Playoffs.

Enfrente estaban los Knicks, que venían de obtener su primera victoria en la campaña frente a Chicago. El elenco de David Fizdale intentó dar pelea en el Amway Center, de la mano de Julius Randle (16 unidades, 10 tableros y siete asistencias) y Bobby Portis (12 y 10). Además, Mitchell Robinson tuvo una buena actuación en el primer tiempo, sumando 12, cinco y tres tapas.

Sin embargo, los de Steve Clifford se fortalecieron en los últimos 7m23s del encuentro. Con un gran desempeño en ambos costados, lograron el quiebre gracias a una racha de 16 a 3. Nikola Vucevic se lució en el juego interno con 21 tantos, 13 rebotes y cuatro pases gol. También, Aaron Gordon fue determinante por su versatilidad ofensiva, ya que anotó 15 (tres triples) y capturó 11.

 

De esta manera, Orlando registró una marca de dos triunfos y dos caídas. Este viernes volverá a jugar en casa a las 20 horas, frente a Milwaukee. Media hora más tarde, New York (1-4) visitará a Boston.