Los Clippers vencieron 111-96 a los Hornets y sumaron su tercer festejo de la temporada en cuatro partidos disputados. Los angelinos volvieron a tener a Kawhi Leonard como máxima figura.

Nadie esperaba que los Clippers cierren la primera semana con una derrota ante los Suns después de sus triunfos ante los Lakers y Warriors. Sin embargo, a los dirigidos por Doc Rivers les faltó un mejor trabajo colectivo para sonreír en Phoenix. Por esto, era importante volver a la senda triunfal en casa en el juego del lunes por la noche ante los Hornets.

Para alegría del elenco californiano, el elenco cumplió con los deberes. A pesar de una mayor paridad de la esperada, el conjunto fue superior a Charlotte y se impuso por 111-96 para sumar su tercer festejo en cuatro juegos. En tanto, la visita sumó su tercera caída y mantiene una marca de 1-3.

El juego de los Clippers volvió a estar centrado en el aporte todoterreno de Kawhi Leonard (30 puntos, siete rebotes, seis asistencias, tres tapas y dos robos), pero también encontró más respuestas por fuera de La Garra para no repetir lo hecho ante Phoenix. El tridente de Lou Williams (23), Landry Shamet (16) y Montrezl Harrell (19) sirvió como acompañante ofensivo, mientras que el combinado mostró una mejor tarea defensiva para llegar a gozar de una distancia máxima de 17 puntos en la segunda mitad.

A pesar de la caída, el equipo de James Borrego volvió a mostrar un juego efectivo desde lejos, ya que combinó 14 triples en 29 intentos. Cody Zeller (14 tantos y 13 rebotes) y Terry Rozier (17) encajaron tres bombazos cada uno, mientras que Miles Bridges (8), P.J. Washington (11) y Devonte Graham (14 unidades y 12 asistencias). Sin embargo, la falta de nivel defensivo impidió que la visita sume su segundo festejo de la temporada.

Ambos equipos volverán a jugar el miércoles, a las 23hs, como visitantes. Los Clippers viajarán a Utah para medirse con el Jazz, mientras que los Hornets harán lo suyo al ir a Sacramento para chocar con los Kings.