Los Knicks lograron una dramática victoria sobre Chicago por 105 a 98, de local. Bobby Portis fue la figura con 28 puntos (cuatro triples), 11 rebotes y dos tapas.

Los espectadores en el Madison Square Garden estaban apetitosos de una reacción de su equipo. Es que los Bulls habían sacado una máxima diferencia de 67 a 49 en los primeros 27m34s del encuentro. Zach Lavine (21 unidades y cinco tableros) y Wendell Carter Jr (20, diez y tres tapas) lideraban la ofensiva del elenco de Jim Boylen.

A partir de ahí, los de David Fizdale reaccionaron y le cerraron los espacios al conjunto de Illinois. Frank Ntilikina y Mitchell Robinson (diez tantos, nueve rebotes y dos bloqueos) le dieron solidez defensiva al dueño de casa.

En ataque, la franquicia de la Gran Manzana contó con el temperamento de Bobby Portis (28 puntos, 11 tableros, dos tapas y cuatro triples), la fortaleza física Julius Randle (13, 14 y cinco asistencias) y la energía juvenil de R.J. Barrett (19, 15 y cinco). Los tres finalizaron con un doble-doble y comandaron el parcial de 56 a 33 en los últimos 20m26s.

También, Portis se encargó de sellar el primer triunfo de la fase regular, guiando al local hacia una ráfaga de 15 a 0 en la recta final. El ex Chicago y Washington convirtió 11 tantos en el último episodio.

 

New York (1-3) volverá a jugar este miércoles a las 20 horas, en Orlando. A la misma hora, Chicago (1-3) visitará a Cleveland.