Philadelphia logró un triunfo con suspenso sobre Atlanta por 105 a 103, de visitante. Joel Embiid fue el más destacado con 36 puntos, 13 rebotes, tres robos y cinco asistencias.

Era un duelo muy atractivo porque ambos equipos habían ganado sus dos encuentros anteriores. Por un lado estaban los jóvenes Hawks, que contaban con el Mejor Jugador de la Conferencia del Este. Trae Young ratificó la elección, sumando 25 tantos y nueve pases gol.

El dueño de casa puso en aprietos al conjunto de Pensilvania, sacando una máxima ventaja de 40 a 28 en el primer cuarto. John Collins (16 y ocho) y DeAndre Hunter (14 y nueve) combinaron 30 unidades y 17 tableros. En tanto, la segunda unidad contribuyó con un total de 39 puntos.

Sin embargo, el elenco de Brett Brown revirtió la historia con Joel Embiid a la cabeza. El pivote camerunés volvió a las canchas tras un partido ausente por precaución, y consumió sus energías con un rendimiento descomunal. Sus números fueron 36 tantos, 13 rebotes, cinco asistencias y tres robos.

 

También, Josh Richardson fue otra pieza clave en la remontada de la visita, debido a su gran trabajo en ambos costados. El escolta finalizó con 14 unidades, cinco tableros, tres pases gol y tres bloqueos. Ben Simmons (13, seis y seis) y Tobias Harris (13, cinco y cinco) siguieron con sus buenos aportes en ataque.

Con este resultado, Philadelphia estiró el buen arranque ganando sus primeros tres partidos. Este miércoles recibirá a Minnesota a las 20 horas. En cambio, Atlanta (2-1) visitará mañana a Miami a las 20.30.

Anuncios