En la noche siguiente a la victoria sobre Toronto, los Celtics derrotaron sin problemas a New York por 118 a 95, de visitante. Kemba Walker se lució con 32 puntos y siete triples.

FOTO: Getty Images.

A pesar de no haberse terminado la primera semana de la fase regular, hubo varios equipos que disputaron encuentros en dos noches consecutivas. Uno de esos casos es Boston, que viajó al Madison Square Garden después de haber superado en casa a Toronto.

El elenco de Brad Stevens no pudo ganar en su primera presentación fuera de casa, contra Philadelphia. Sin embargo, aprovechó la segunda oportunidad frente a unos Knicks que no conocen el triunfo en lo que va de la campaña (0-3).

La visita no pensó en el cansancio del back-to-back y fabricó una sprintada letal de 47 a 17, entre los últimos 4m57s del tercero y los primeros 9m31s del último cuarto. Kemba Walker comandó la ofensiva del conjunto de Masachussetts con 32 tantos, siete aciertos detrás del arco y dos robos.

 

Jaylen Brown (19 unidades y cuatro tableros) y Jayson Tatum (15, nueve y cuatro recuperos) también acompañaron con su potencia y velocidad para llevar a cabo los contragolpes (el equipo anotó 16 en ese rubro). En tanto, Marcus Smart se destacó por su garra, carácter y algunas conversiones (12, seis y tres triples).

Boston (2-1) recibirá este miércoles a Milwaukee a las 20.30 horas. En cambio, New York volverá a jugar este lunes en el Madison Square Garden a las 20, esta vez frente a Chicago.