Los Timberwolves lograron un parcial de 45-25 en el tercer cuarto y vencieron a los Hornets, en Charlotte, por 121-99.

Charlotte no pudo repetir la fórmula este viernes por la noche. A pesar de volver a jugar en casa, el equipo de James Borrego no estuvo cerca del récord de triples y pagó cara su floja defensa interna, cayendo así ante Minnesota por 121-99.

Luego de una primera mitad pareja, el local pagó caro su mal marcaje y cedió un lapidario parcial de 45-15 que liquidó el pleito. El dominicano Karl-Anthony Towns fue la figura de la noche con 37 puntos y 15 rebotes, mientras que el canadiense Andrew Wiggins (16) fue su principal secuaz.

Devonte Granham (24) acertó seis bombazos para ayudar al dueño de casa, mientras que Terry Rozier (11 tantos y 10 asistencias) y P.J. Washington (10 unidades y 10 rebotes) aportaron dobles-dobles, pero esto no alcanzó para evitar que Minnesota sume su segundo triunfo en fila, nuevamente como visitante.

Los Timberwolves cerrarán una gran primera semana este domingo, cuando reciban al Miami Heat desde las 20hs. Por su parte, los Hornets (1-1) también jugarán en la jornada dominical, en Los Ángeles, ante los Lakers, desde las 22:30.