Golden State inauguró oficialmente el Chase Center con una abultada derrota ante los Clippers por 141 a 122. Lou Williams (22), Kawhi Leonard (21) y Patrick Patterson (20) combinaron 63 puntos.

Foto: Getty Images.

La fiesta del regreso a San Francisco duró apenas unos minutos. Cuando uno de los árbitros lanzó el balón al aire, la historia fue muy favorable para el conjunto angelino. Pese a la ausencia de Paul George, el elenco de Doc Rivers repitió el gran desempeño de hace dos días, frente a los Lakers.

Ahora, golpearon a unos Warriors en plena etapa de transición, mientras acomodan a las nuevas piezas en el sistema de juego y esperan por la recuperación de Klay Thompson (que le podría demandar toda la campaña 2019/20). Lo más destacado de Golden State fue el debut de D’Angelo Russell, quien supo acompañar a Stephen Curry (20 unidades y cuatro asistencias) en el perímetro y anotó 20 (cuatro triples) y repartió ocho en su nueva etapa.

La visita encaminó el resultado en los primeros 8m5s del tercer cuarto, gracias a una ráfaga de 39 a 19. Kawhi Leonard lideró la ofensiva con 21 tantos y nueve pases gol, pero Lou Williams (22 y ocho) estuvo preparado para mantener la intensidad cuando la Garra descansaba. También, Montrezl Harrell (18 y seis rebotes) e Ivica Zubac (16 y 10) nutrieron el juego interno, mientras que Patrick Patterson (20 y seis aciertos) estuvo efectivo en los tiros externos.

 

Los angelinos extendieron su fluidez en ataque durante los 48 minutos del partido (33 asistencias en total), lo que les permitió finalizar cada período con 30 puntos o más. Esto derivó en un total de 141, la peor marca que sufrió en casa Golden State en los últimos diez años.

Los Clippers (2-0) continuarán con su gira de visitante este sábado a las 23 horas, frente a Phoenix. En cambio, los Warriors viajarán a Oklahoma para enfrentarse este domingo con el Thunder, a las 16.30.