El entrenador Monty Williams se estrenó en la banca de Phoenix con una sonrisa: triunfo categórico sobre Sacramento por 124 a 95, de local. Devin Booker (22 y diez) y Ricky Rubio (11 y 11) combinaron 33 puntos y 21 asistencias.

Foto: Getty Images.

Es verdad que hay ínfimas posibilidades de que los Suns se clasifiquen a los Playoffs, debido a la numerosa cantidad de buenos equipos en el Oeste. Sin embargo, el conjunto de Arizona inició una nueva era, con la intención de dejar atrás los años de mediocridad y estancamiento.

El entrenador Monty Williams arribó a la franquicia con el fin de darle un orden al sistema de juego. Y vaya que superó la primera prueba, aplastando a un rival de la misma División Pacífico, Sacramento.

 

De hecho, los californianos aspiran a ganarse un lugar en la postemporada. Sin embargo, el DT Luke Walton no tuvo su debut soñado en los Kings. Se topó con un Phoenix renovado, con una buena mezcla de jugadores jóvenes y veteranos.

La dupla perimetral fue una prueba contundente de eso: Devin Booker se lució con un doble-doble (22 tantos y 10 pases gol) y Ricky Rubio (11 y cuatro robos) se convirtió en el segundo jugador de la historia de la franquicia en superar la marca de las 10 asistencias en el primer encuentro como jugador de Phoenix (repartió 11). El único que lo había logrado anteriormente fue Elliot Perry.

También, DeAndre Ayton tuvo un papel interesante en el amanecer de la segunda campaña de su carrera. El pivote elegido primero en el Draft 2018 sumó 18 unidades, 11 tableros y cuatro tapas.

Los Suns por primera vez de visitante este viernes a las 22 horas, en Denver. Una hora más tarde, Sacramento recibirá a Portland.