El base acordó una renovación de 64 millones de dólares para seguir en San Antonio hasta 2024. Además, por la noche firmó un contrato para ser representante deportivo de la marca New Balance.

El día anterior al inicio de la temporada no dio tregua. En este lunes plagado de renovaciones, Dejounte Murray, que viene de perderse la campaña 2018-19 por la ruptura del ligamento cruzado de su rodilla, arregló un nuevo vínculo con los San Antonio Spurs, tazado en 64 millones de dólares a cobrar desde julio del 2020 hasta junio del 2024.

Antes de su lesión, Murray se había ganado el puesto de titular al ser uno de los mejores perimetrales de la liga, además de promediar 8,1 puntos, 5,7 rebotes, 2,9 asistencias y 1,2 robos en 21,5 minutos por encuentro de la 2017-18. Su lesión permitió que Derrick White pueda mostrarse, por lo que entre ellos se repartirán la posición a lo largo de la inminente campaña.

Sin embargo, ese no fue el único vínculo que acordó Murray en la jornada. El base también acordó recibir el sponsor de New Balance, franquicia deportiva que tiene como máxima estrella al ex Spurs, Kawhi Leonard, como también al esloveno Luka Doncic. Si bien no se dieron a conocer los términos de la negociación, la misma fue multimillonaria y por varios años, según lo que confirmó el periodista de ESPN, Adrian Wojnarowski.

Poeltl buscará equipo en junio

Quien no tuvo la misma suerte que Murray fue el austríaco Jakob Poeltl. El pívot suplente de los Spurs no recibió una oferta de la franquicia antes de las 18hs de Estados Unidos, por lo que será agente libre restringido en la próxima campaña.

El europeo llegó a la franquicia junto a DeMar DeRozan en el movimiento que generó la salida de Kawhi Leonard, y tuvo buenas actuaciones (7,3 puntos y 7,7 rebotes en los últimos Playoffs), pero no terminaron de convencer a la franquicia de ofrecerle un nuevo vínculo. ¿Se irá o se ganará un nuevo vínculo en esta campaña?