Los de California tendrán una chance ideal de cortar una racha de 14 años sin apariciones en la postemporada. Sin embargo, tendrán que batallar arduamente en un oeste que ahora es más complicado.

Plantel

Bases Escoltas Aleros Ala-Pivotes Pivotes
De’Arron Fox Buddy Hield Harrison Barnes Marvin Bagley III Dewayne Dedmon
Cory Joseph Bogdan Bogdanovic Trevor Ariza Nemanja Bjelica Richaun Holmes
Yogi Ferrell  Justin James Tyler Lydon Harry Giles Caleb Swanigan
Kyle Guy (Dual) Wenyen Gabriel (Dual)

Hace dos años, más precisamente el 20 de febrero del 2017, Vlade Divac era una de las personas más criticadas por el mundo NBA. En el medio del Juego de las Estrellas, el mánager general de los Sacramento Kings acordó el traspaso de DeMarcus Cousins a los New Orleans Pelicans a cambio de Buddy Hield, el regreso de Tyreke Evans, Langston Galloway y las elecciones del Draft de aquel año de los Pels. De esta manera, una de las máximas novelas de la campaña 2016-17 llegó a su fin. Cousins terminó de dejar Sacramento, ciudad que pedía por la cabeza de Divac a raíz de no manejar bien a una estrella que ponía fin a las expectativas de volver a los Playoffs.

Lo que nadie esperaba es que, desde entonces, Sacramento sea el ganador del traspaso. Si bien Cousins llegó a decir presente en la postemporada junto a Anthony Davis, no avanzaría más que a la primera ronda. A partir de enero del 2018, el pívot lidió con una gran cantidad de lesiones que le impidió cerrar bien su paso por los Pelicans, como tampoco integrar de buena manera al equipo de los Warriors en la campaña 2018-19. En julio de este 2019, firmó con los Lakers por una temporada, pero la ruptura del ligamento cruzado de su rodilla izquierda le impedirá jugar la temporada.

En cambio, los Kings no clasificaron a los Playoffs, pero lograron poner orden y formar un proyecto serio en una franquicia que venía careciendo de continuidad, tanto en la dirigencia, como en cuanto a entrenadores y el plantel. Hield logró tener la tranquilidad para alcanzar su potencial y ser uno de los escoltas más efectivos de la liga, mientras que la organización fue sumando talento juvenil perimetral con los posteriores arribos de De’Arron Fox y Bogdan Bogdanovic, además de la reciente llegada de Marvin Bagley III.

La campaña 2018-19 marcó el final del paso del entrenador Dave Joerger por la organización. El equipo registró una marca de 39 victorias y 43 derrotas, quedando así tan sólo un puesto por debajo de los clasificatorios a los Playoffs, el cual ostentó Los Ángeles Clippers (48-34). A pesar del positivo mes de diciembre (9-6), y de llegar al descanso por el Juego de las Estrellas con 30 victorias (algo que no lograba desde el 2005), el equipo no contó con un plantel largo que le permita competir de la mejor manera en el oeste. Así, llegó a los 13 años sin aparecer en la postemporada, la racha negativa más larga en la actualidad.

Pero Divac tomó nota e hizo los ajustes necesarios. El mánager general fichó al ex entrenador de los Lakers, Luke Walton, para reemplazar a Joerger, mientras que el serbio Igor Kokoskov, ex headcoach de los Suns, fue fichado como su asistente. A la par, la organización apuntó a fichar a veteranos de mayor nivel, lo que generó los desembarcos de Dewayne Dedmon, quien arrancará como pívot titular tras la salida de Willie Cauley-Stein (Warriors), mientras que Trevor Ariza, Richaun Holmes, Cory Joseph y Tyler Lydon se sumaron a Bogdanovic y Nemanja Bjelica para formar la segunda línea. Además, el alero titular, Harrison Barnes, no tomó su opción de jugador, pero la franquicia le renovó por 85 millones de dólares a cobrar al cabo de cuatro temporadas.

De esta manera, delineó un plantel bastante completo para pelear por los últimos puestos clasificatorios a los Playoffs. San Antonio, New Orleans, Denver y Dallas serán algunos de los rivales directos en el duro oeste, que probablemente tendrá a los elencos angelinos, Golden State, Utah, Portland y Houston entre los primeros puestos.

Bogdanovic, de lo mejor que tuvo el Mundial de China

Serbia no tuvo el Mundial deseado. Luego de pasar las primeras dos rondas como uno de los grandes candidatos al título, el equipo europeo menospreció a Argentina en cuartos de finales y no se pudo meter entre los cuatro mejores equipos del torneo, como tampoco pudo quedarse con uno de los dos boletos europeos (España y Francia) a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. A pesar de eso, venció a Estados Unidos y República Checa para quedarse con el quinto lugar de la tabla.

Más allá de eso, Bogdan Bogdanovic dio que hablar en tierras asiáticas. El alero acabó integrando el quinteto ideal del torneo, ganándole la pulseada a jugadores como Rudy Fernández, Nicolas Batum, Gabriel Deck y hasta el mismísimo Giannis Antetokounpo. El alero se ganó su lugar al ser el jugador que más puntos anotó (183) y el segundo con mayor promedio en el torneo (22,9), quedando 0,1 por detrás de Ricardo Ratliffe, estadounidense que jugó para Corea del Sur. Además, fue el que más triples anotó (35) y el noveno en efectividad (53,0%).

Su performance lo ayuda a volver a la NBA con un mayor nivel. Si bien Barnes será parte del quinteto inicial, si el ex Warriors no rinde como Walton desea, Bogdanovic podría ganarle la titularidad.