Los de Pensilvania formaron uno de los equipos internos más duros de la liga. Si Simmons y Harris pueden cargar con sus respectivas mochilas, serán candidatos a pelear por el anillo.

Plantel

Bases Escoltas Aleros Ala-Pivotes Pivotes
Ben Simmons Josh Richardson Tobias Harris Al Horford Joel Embiid
Trey Burke Zhaire Smith Furkan Korkmaz Mike Scott Kyle O’Quinn
Raúl Neto Shake Milton James Ennis III Jonah Bolden Norvel Pelle (Dual)
Marial Shayok (Dual) Matisse Thybulle

A principios del 2017, el horizonte comenzó a ser más prometedor para el elenco de Brett Brown, tras ubicarse cuatro años seguidos en los últimos puestos de la región para obtener picks del Draft. La llegada de Joel Embiid cambió la historia en Philadelphia, ya que poco a poco se convirtió en un equipo competitivo.

Tras las 26 victorias en la campaña 2016/17, los Sixers cortaron la sequía de no ingresar a postemporada en 2018. La incorporación de Ben Simmons formó una dupla con mucho potencial. Pero el futuro ya había llegado para los de Pensilvania, debido a que finalizaron terceros en el Este con 52 encuentros ganados.

En el inicio de la 2018/19, la franquicia traspasó a Robert Covington, Dario Saric y Jerryd Bayless por Jimmy Butler, quien había pasado tiempo buscando un lugar para poder salir de Minnesota. El alero tuvo una actuación destacada en la fase regular, guiando a sus compañeros hacia triunfos trabajados hasta las últimas jugadas. Philadelphia aprovechó la salida de LeBron James al Oeste y dio pelea en lo más alto de su Conferencia. También, se sumó Tobias Harris, por medio de un intercambio con los Clippers.

Sin embargo, el equipo volvió a quedarse en las puertas de las Finales del Este, tal como había sucedido en 2018. Kawhi Leonard convirtió un tiro forzado e inolvidable en el último segundo del séptimo y último juego de la serie.

Ahora, y con la partida de la Garra a los Clippers, los dirigidos por Brett Brown tendrán un panorama ideal en su región, ante la falta de candidatos serios a ocupar el trono (solo Milwaukee está en principio a la altura). La franquicia conservó una base, aunque no lo haya podido convencer a Butler, y añadió piezas para darle más profundidad al plantel. Así, se convirtió en uno de los principales candidatos a salir campeón de la Conferencia.

Si las lesiones no les juegan una mala pasada, los Sixers pueden meterse a una instancia que no disputan desde 2001, cuando tenían a Allen Iverson como principal referente.

¿Tobias Harris se merecía semejante contrato?

Tobias Harris
Foto: Getty Images.

El jugador de 26 años se acomodó al sistema de juego del conjunto de Pensilvania. Es que, a partir de su arribo en el amanecer del 2019, su promedio en el tramo final de la fase regular fue de 18,2 puntos, 7,9 rebotes y 2,9 asistencias por encuentro.

De todos modos, la franquicia le renovó el contrato por el máximo, es decir, 180 millones de dólares en cinco temporadas. Si bien estuvo la intención de retenerlo tras el éxodo de Butler, su extensión fue sorpresiva por ser un jugador que nunca participó del Juego de las Estrellas.

A partir de ahora, Tobias Harris será uno de los referentes en ataque, junto con Joel Embiid y Ben Simmons. Entonces, tendrá la responsabilidad de demostrar sus habilidades y convertirse en un sostén del equipo. Algo similar había logrado durante su estadía en el elenco de Doc Rivers.

¿Se formó la dupla interna soñada?

Al Horford
Foto: The Philadelphia Inquirier.

Otra de las grandes contrataciones en el verano estadounidense fue la de Al Horford. El dominicano decidió mudarse de Masachussetts a Pensilvania, por una suma de 109 millones de dólares en cuatro campañas.

A pesar de haber ejercido el puesto de pivote a lo largo de su carrera, es muy probable que ocupe la posición de ala-pivote titular, al lado de Joel Embiid. De esta manera, nace una nueva dupla interna de gran jerarquía.

Es más, se puede decir que ambos conforman una las mejores parejas en la pintura, dentro de una liga que cada vez se implementa el juego del Small Ball. Dos centros de nivel con la misma camiseta genera muchas expectativas de cara a los próximos años de la franquicia.

Horford le dará un respaldo importante a Embiid, sobre todo en el costado defensivo. El pivote camerunés tendrá una carga menos con la inclusión del latinoamericano. Pero también, el ex Atlanta y Boston puede ayudar en la ofensiva con las cortinas, la movilidad en la llave y su precisión en los tiros externos.

Ahora bien, el nuevo contrato que firmó puede resultar un arma de doble filo, teniendo en cuenta sus 33 años de edad. Su condición física deberá ser cuidado, no solo en el intento de evitar las lesiones, sino también en la búsqueda de la longevidad y la adaptación al juego moderno.