El Magic contará con un plantel similar al de la campaña pasada y buscará volver a decir presente en los Playoffs. A diferencia de la 18-19, contará con tres promesas con las cuales intentará seguir dando pasos hacia delante.

Plantel

Bases Escoltas Aleros Ala-Pivotes Pivotes
D.J. Augustin Evan Fournier Jonathan Isaac Aaron Gordon Nikola Vucevic
Markelle Fultz Terrence Ross Wesley Iwundu Al-Farouq Aminu Mo Bamba
Michael Carter-Williams Melvin Frazier Amile Jefferson (Dual) Khem Birch
Josh Maggette (Dual)

La salida de Dwight Howard había marcado un antes y después en el Orlando Magic hasta la temporada. Luego de su ida a Los Ángeles Lakers en 2012, el equipo de Florida no había podido formar un equipo competitivo capaz de luchar por el ingreso a los Playoffs.

Sin embargo, siete años después, el Magic pudo ponerle fin a esa sequía y volver a la postemporada. El arribo de Steve Clifford a la conducción del equipo le dio un mayor orden a un equipo que saltó del 14° lugar del este en la 17-18 (25-57) a la séptima posición en la 18-19 (42-40).

El ex entrenador de Charlotte Hornets le dio confianza a D.J. Augustin para ser el base titular del equipo, más allá que los expertos sugerían que la franquicia necesitaba un mejor armador, mientras que impulsó a Nikola Vucevic, quien coqueteaba con una salida de la franquicia a raíz del arribo del joven Mo Bamba, a ser la estrella del equipo.

A la par, organizó y formó una mejor rotación. Le dio la titularidad al joven Jonathan Isaac, quien lideró la defensa perimetral del quinteto titular, mientras que Terrence Ross tuvo ingresos claves en los últimos cuartos, siendo el gran líder de la anotación en la segunda línea. Lamentablemente, las lesiones de Bamba y Markelle Fultz achicaron la rotación del Magic, aunque Michael Carter-Williams tuvo un buen arribo sobre el final de la fase regular para darle el impulso necesario al equipo hacia la postemporada.

Esa será la base de la temporada 2019-20: volver a los Playoffs. Para ello, Clifford volverá a contar con el mismo quinteto inicial, pero tendrá una mayor profundidad en el banco. La llegada de Al-Farouq Aminu -desde Portland Trail Blazers- le dará la oportunidad de tener a un recambio defensivo para Isaac, mientras que Ross seguirá haciendo la gran carta ofensiva. A la par, volverá a hacer las apuestas en los jóvenes Fultz, Carter-Williams, Iwundu y Bamba, junto a la chance de sumar a Chuma Okeke, nigeriano electo en el Draft 2019 (16° posición), quien todavía no firmó contrato con la franquicia.

La eterna novela de Markelle Fultz

El base llegó desde los Sixers en febrero. Foto: Orlando Pinstriped Post.

Así como Denver espera poder hacer uso de Michael Porter Jr en la próxima temporada, Orlando tiene una gran expectativa en Markelle Fultz. El base, electo por los Philadelphia 76ers como el número 1 de un Draft 2017 que contó con Lonzo Ball, Jayson Tatum y Donovan Mitchell, entre otros, nunca pudo tener la continuidad deseada en la NBA. Arribó a la liga con molestias musculares tanto en los hombros como en el cuello, lo que le hizo jugar apenas 33 de los 164 partidos posibles de fase regular, entre los cuales promedió 7,7 puntos, 3,4 rebotes y 3,4 asistencias por encuentro.

Pero, como Philly se metió entre los mejores equipos del este, el mánager general, Elton Brand, decidió dejar ir a Fultz en pos de sumarle profundidad a la banca en la previa de los Playoffs. Orlando decidió hacer una apuesta por él y dejó ir a Jonathon Simmons, junto a una elección de primera ronda del Thunder y una de segunda ronda de los Cavaliers. A la par, la franquicia depositó su confianza en la recuperación y ejecutó la cláusula de su contrato de novato (12.2M) para la temporada 2020-21.

Si bien la expectativa por su juego decreció a partir de las lesiones, Fultz demostró en el puñado de juegos que disputó que puede ser una buena opción desde el banco, con capacidad de desarrollarse como un sólido titular. El armador surgido en la Universidad de Washington apuntará a aprovechar la temporada larga para ser el primer recambio de Augustin, mientras que Carter-Williams será la segunda opción por si Markelle no termina de cuadrar en el plan de Clifford.

¿A la postemporada otra vez?

Foto: Getty Images.

Está claro que Orlando no ocupará los primeros puestos del este. Equipos como Milwaukee, Philadelphia, Indiana, Boston, Brooklyn y Toronto estarán entre los primeros seis lugares, por lo que el equipo de Florida volverá a pelear por los últimos lugares clasificatorios junto a Miami, Detroit y, quizás, los jóvenes Chicago y Atlanta.

Para volver a sacar el boleto a los Playoffs deberá mantener el buen rendimiento en casa (25-16 en la 18-19) y ser más constante fuera de la misma. También, tendrá la chance de aprovechar una división que tendrá a Charlotte como el peor equipo tras la salida de Kemba Walker; a Nueva York en baja, más allá de las distintas apuestas por los veteranos; y tener cuidado con dos rivales duros como Miami (trajo a Jimmy Butler) y Atlanta (acaba de formar una de las bases juveniles más atractivas de la liga).