Las salidas de Russell Westbrook y Paul George marcarán el inicio de una etapa de reconstrucción en la franquicia. Sin embargo, Billy Donovan cuenta con un plantel que tiene la capacidad para dar una pequeña sorpresa en el duro oeste.

Plantel

Bases Escoltas Aleros Ala-Pivotes Pivotes
Chris Paul Andre Roberson Danilo Gallinari Mike Muscala Steven Adams
Shai Gilgeous-Alexander Terance Ferguson Darius Bazley Abdel Nader Nerlens Noel
Dennis Schroder Hamidou Diallo Deonte Burton Justin Patton
Luguentz Dort (Dual)
Devon Hall (Dual)

El Thunder oficializó su inicio de la etapa de reconstrucción en el último verano. Luego de la salida de Kevin Durant a los Golden State Warriors en 2016, la franquicia intentó rodear a Russell Westbrook con distintos jugadores importantes (Víctor Oladipo, Carmelo Anthony y Paul George, en distintas épocas), pero nunca terminó de volver a meterse en la élite del oeste. Así, tras la eliminación a manos de Portland Trail Blazers en la primera ronda de los Playoffs 2019 (4-1), decidió comenzar una nueva etapa.

Sam Presti envió un mensaje claro a lo largo de la última agencia libre. El mánager general traspaso a Paul George a Los Ángeles Clippers, luego que este sea un requisito para que Kawhi Leonard firme con la organización angelina. El plantel quedó en una posición desfavorable respecto del resto de la conferencia, lo que derivó en el traspaso de Russell Westbrook, la única pieza fuerte que quedaba de aquel plantel finalista en 2012, a los Houston Rockets.

Desde entonces hubo otros movimientos menores, como que Jerami Grant fue enviado a los Denver Nuggets; Markieff Morris no fue renovado (Detroit Pistons); Raymond Felton quedó como agente libre; y Patrick Patterson fue cortado para que luego fiche con Los Ángeles Clippers.

Sin embargo, las salidas de Westbrook y George no dejaron a la franquicia con las manos vacías. La entidad armó un paquete de 15 elecciones de primera ronda del Draft a utilizar entre el 2020 y el 2026. Pero eso no fue todo. También obtuvo a un armador prometedor como Shai Gilgeous-Alexander, el cual podría ser usado como la primera pieza de su reconstrucción. Además, recibió a los veteranos Chris Paul (base estelar, aunque sobrepago, que llegó desde Houston) y Danilo Gallinari (ex alero de Los Ángeles Clippers).

A partir de su realidad de elecciones de Draft, la franquicia puede apelar al tanking, pero, como tiene elecciones de otros equipos que también son de primera ronda, debería intenta crecer a través de la competencia. Si bien el crecimiento del oeste lo seduce a tener un año de transición plagado de derrotas, tiene veteranos que ayudarán en el crecimiento de jóvenes como Darius Bazley (llegó a través del Draft por intercambio con Brandon Clarke), Terrance Ferguson, Hamidou Diallo, Justin Patton y hasta el mismo Gilgeous-Alexander.

Bazley, una estrella secundaria

Darius Bazley llega de la secundaria de Princeton HS. Foto: Getty Images.

El Thunder solo tuvo la 21° elección durante la noche del Draft 2019. Sam Presti decidió utilizar ese pick para hacerse con el ala-pívot canadiense Brandon Clarke.

Sin embargo, unos minutos después recibió una oferta por parte de los Memphis Grizzlies, la cual incluía el 23° pick junto a una elección de segunda ronda del 2022. Presti aceptó y decidió usarla para fichar al alero Darius Bazley, quien llega a la liga tras jugar en la secundaria de Princeton High School, señalar que iba a jugar de manera universitaria para Ohio State, pero arrepentirse en abril y lanzarse al Draft.

 

 

El joven de 19 años (12/06/2000) puede llegar a ser una de las sorpresas de la clase de novatos 2019 ya que llega como una incógnita. Si bien un punto débil de su juego es la lógica falta de experiencia al nivel profesional, Bazley había sido ‘rankeado’ como uno de los mejores proyectos que tenía el básquetbol secundario (15,4 puntos, 10,3 rebotes, 3,9 asistencias, 2,0 tapas y 1,4 robos en 25 juegos durante el último año.

El nacido en Boston, Massachussets, es un alero ágil (2,03 mts y 94 kg), con un dominio de pelota llamativo, como también poseedor de una gran lectura de juego, tanto en ataque como en defensa. Así, será un jugador capaz de abrir la defensa, aunque su efectividad a la hora de los lanzamientos lejanos es una gran duda, ya que pasará de tener el triple en 6,01 mts (distancia de la secundaria estadounidense) a 7,23 mts (distancia NBA).

A partir de la realidad del plantel, es más probable que Bazley inicie la temporada en la búsqueda de un lugar en la segunda unidad del equipo de Billy Donovan. Gallinari comenzará como titular, mientras que la principal disputa de Bazley será con Abdel Nader y Hamidou Diallo, quienes vienen de ser el noveno y décimo jugador más utilizado, respectivamente.

¿Se van o se quedan?

Chris Paul y Steven Adams, las mejores cartas del Thunder. Foto: Media Day – Thunder.

Sólo Dios y el destino pueden saber qué hará Sam Presti con este nuevo plantel del Thunder. ¿Se la jugará a pelear por el inesperado ingreso a los Playoffs o se deshará de todos los contratos caros para seguir dando pasos hacia delante en su reconstrucción?

El análisis debe ser desde las dos ópticas. Por un lado, Chris Paul tiene un contrato muy caro para sus 34 años, que llegaron cargados de lesiones. Sin embargo, a pesar de los rápidos rumores de un nuevo movimiento, Paul tendrá la chance de ser la estrella principal de un equipo, algo que había perdido en Houston, como también jugar para un Billy Donovan que planteará una ofensiva que correrá a través de él, lo que tampoco tenía en los Rockets.

 

Si los números acompañan, el Thunder necesitará de Chris Paul y de otros veteranos, como Dennis Schroder, Steven Adams y Danilo Gallinari, entre otros, en pos de lograr la lucha por acceder a la postemporada.

Pero si los triunfos no llegan, el mercado invernal tendrá a OKC como gran protagonista. Paul podría recaer en el Miami Heat, que necesitará un base ante la inminente salida de Goran Drágic, para acompañar a Jimmy Butler. Schroder y Adams, que tienen contratos hasta junio del 2021, podrían ser buenos fichajes para aquellos equipos en la lucha por meterse en los Playoffs. Mientras que Gallinari tiene un contrato que expira en junio del 2020, por lo que podría ser una adición para aquellos que necesitan un alero tirador.

No es el peor, tampoco el mejor

Como Oklahoma tiene una gran cantidad de opciones para encarar su futuro inmediato, se hace realmente difícil predecir dónde estará cuando llegue abril. Sin embargo, hay dos cosas seguras: no estará entre los peores tres puestos de la conferencia (Phoenix, Minnesota y Memphis), como tampoco entre los mejores seis (Clippers, Lakers, Houston, Utah, Denver y Golden State).

Así, su temporada dependerá de si puede competir por un puesto contra equipos como Portland, San Antonio, New Orleans, Dallas y Sacramento. Si bien su realidad parece indicar que está un paso por detrás de todos ellos, cuenta con un plantel con la experiencia como para sorprenderlos.

Sólo una cosa es segura: el Thunder tendrá una de las historias más impredecibles de la temporada 2019-20.

Anuncios