Las salidas de Mike Conley y Marc Gasol acabaron con la base de aquel equipo del grit-and-grind que caracterizó a los Grizzlies a lo largo de la década. Morant, Jackson Jr y Clarke serán las principales apuestas del nuevo Memphis.

Plantel

Bases Escoltas Aleros Ala Pivotes Pivotes
Ja Morant Dillon Brooks Kyle Anderson Jaren Jackson Jr Jonas Valanciunas
Tyus Jones Grayson Allen Bruno Caboclo Jae Crowder Brandon Clarke
DeAnthony Melton Marko Guduric Solomon Hill
Yuta Watanabe (Dual) Josh Jackson
John Konchar (Dual) Andre Iguodala

Memphis forjó una identidad a partir del grit-and-grind en la última década. En el 2009, la franquicia logró la llegada del entrenador Lionel Hollins, quien impulsó un estilo de juego basado en una defensa muy física y los contraataques. Si bien la organización nunca pudo meterse en las finales de la NBA, clasificó a siete de los diez Playoffs de la década y hasta llegó a jugar una final de conferencia ante los San Antonio Spurs en 2013.

Sin embargo, los últimos dos años significaron una transición producto de los cambios de interpretes. Hollins optó por dejar la franquicia y sumarse a los Nets tras las finales de conferencia del 2013, lo que derivó en tres entrenadores que no terminaron de cuajar con la idea: Dave Joerger (2013-16), David Fizdale (2016-18) y J.B. Bickerstaff (2018-19). Así, la entidad optó por Taylor Jenkins, ex asistente principal de Mike Budenholzer tanto en los Atlanta Hawks (2013-18) como en los Milwaukee Bucks (2018-19).

En cuanto a los jugadores, la franquicia fue buscando variantes para aquellos actores principales que no terminaron de encontrarse con el sistema, mientras que tras la salida de Fizdale supieron que estaban en una transición y dejaron ir a sus mejores jugadores. Durante la última campaña, como entendieron que sería un error mantener estrellas veteranas, anunciaron que Marc Gasol y el histórico Mike Conley eran transferibles. El español fue fichado por los Toronto Raptors en febrero, durante el cierre del mercado de fichajes, para luego consagrarse campeón por primera vez en junio, mientras que Conley fue enviado al Utah Jazz en julio, a cambio de la 23° elección del Draft 2019, Grayson Allen, Jae Crowder, Kyle Korver y una elección de primera ronda del 2020.

Pero todas estas salidas se debieron a que los Grizzlies apostaron por sus jóvenes. El equipo encontró un líder polivalente en el ala-pívot, Jaren Jackson Jr, quien promedió 13,8 puntos, 4,7 rebotes y 1,4 tapas antes de ser avisado a fines de marzo que sería dado un descanso en pos de evitar lesiones que compliquen su futuro.

A la par del interno, los Grizzlies aprovecharon sus elecciones de Draft a la perfección. Aprovecharon el segundo puesto de la elección para contratar al base Ja Morant, mientras que usaron la elección número 24 para fichar a Darius Bazley, quien fue enviado a Oklahoma City Thunder, junto a un pick de segunda ronda del 2024, a cambio del ala-pívot Brandon Clarke.

Pero, ahí no acabó todo. Renovaron a Jonas Valanciunas (45 millones de dólares en tres años), ganaron la pulseada por Tyus Jones (26.4 millónes de dólares en tres años); firmaron a Marko Guduric (5.4 millones en dos años); desviaron a Korver a Phoenix para hacerse con los servicios de Josh Jackson y De’Anthony Melton (Korver fue cortado y firmó con los Bucks); se deshicieron del contrato tóxico de Chandler Parsons para el arribo de Solomon Hill desde Atlanta (había llegado junto a Miles Plumlee, pero fue cortado); y hasta se dieron el lujo de obtener a Andre Iguodala desde los Warriors, junto a tres elecciones futuras de Draft, a cambio de Julian Washburn.

Así, un plantel que parecía insalvable desde lo económico, quedó con una proyección de nueve jugadores asegurados para la temporada 2020-21 (Morant, Jones, Allen, Guduric, Jackson, Anderson, Jackson Jr, Clarke y Valanciunas), mientras que tendrá 38 millones de dólares de espacio salarial.

¿Quiénes son los jugadores nuevos?

El arribo más significativo fue el de Ja Morant (segunda elección del Draft 2019). El base de la Universidad de Murray State, que tendrá la tarea dura de reemplazar a Conley, llega considerado un Russell Westbrook 2.0. A sus 20 años, el base presenta una capacidad atlética de nivel élite, que lo hace ser imparable a la hora de penetrar con el drible, mientras que también le permite ser un defensor difícil de superar en la primera línea.

Al igual que cuando Westbrook llegó a la liga, tendrá que mejorar su lanzamiento externo, pero llega con estadísticas que atraen a cualquiera (24,5 puntos, 10 asistencias, 5,7 rebotes, 1,8 robos y 0,8 tapas en 36 minutos por encuentro).

El otro fichaje importante fue el de Brandon Clarke, quien intentará formar un Big Three en el futuro, junto a Morant y Jackson Jr. El ala-pívot arribó con 23 años, tras pasar las últimas cuatro temporadas en el básquetbol univesitario (dos en la Universidad de San José State, un año de redshirt -descanso- y el último en Gonzaga).

A pesar de no contar con un físico ideal para el puesto (2,03 mts), cuenta con una gran ética de trabajo y era uno de los mejores defensores internos que presentaba el Draft (8,2 rebotes, 3,2 tapas y 1,2 robos), lo que lo hace el complemento ideal para el juego ofensivo de Jackson Jr. No cuenta con una herramienta ofensiva fundamental como el lanzamiento externo, pero sabe anotar desde media distancia (16,9 puntos por encuentro; 69% de efectividad de campo), por lo que podría añadir el triple a su arsenal de movimientos en el futuro.

Junto a los electos en el Draft fueron fichados otras apuestas jóvenes como Tyus Jones, DeAnthony Melton, Grayson Allen, Marko Guduric y Josh Jackson. Jones (cumplirá 24 años en marzo) es un base que llegó tras pasar los primeros cuatro años de su carrera en Minnesota Timberwolves. A pesar de las presencias de Jeff Teague y Derrick Rose, la 2018-19 fue su mejor campaña, en la que jugó 68 encuentros (23 de ellos como titular) y promedió 6.9 puntos, 4,8 asistencias, 2,0 rebotes y 1,2 robos por encuentro. Si bien no tendrá las herramientas para aminorar la presión de Morant, será una opción equilibrada a la hora de formar la segunda línea.

Allen (cumplió 24 años el 8 de octubre) fue menospreciado en el Draft 2018 por las diferentes faltas antideportivas que cometió durante su paso universitario en Duke. Más allá de eso, el escolta es un defensor muy físico para la primera línea, que jugó 38 partidos para Utah en la temporada pasada y que registró un sólido 32% de efectividad externa (5,6 puntos en 10,9 minutos por encuentro).

Guduric (cumplirá 25 años en marzo del 2020) es un escolta serbio que se inició en el Crvena Zvezda, y que jugó la Euroliga durante los últimos cuatro años, los dos más recientes como jugador del Fenerbahce. En la 2018-19 tuvo sus mejores registros, con 9,4 puntos y 2,2 asistencias por partido, además de un 54% de efectividad de campo y un 48% de certeza a la hora de los triples. El europeo no será el titular, ya que Kyle Anderson se perfila para el puesto, pero podría ser la opción ofensiva en el banco, dejando a Allen como la opción defensiva.

Sin duda alguna, el jugador que llega con mayores expectativas es Josh Jackson. El alero, que cumplirá 23 años en marzo, llegó con grandes esperanzas a Phoenix, pero no terminó de tener el rendimiento ofensivo deseado. Promedió 11,5 puntos, 4,4 rebotes y 2,3 asistencias en la 2018-19, pero esto se debió a que Kokoskov jugó la mayoría de las ofensivas a través de él cuando estuvo en cancha. Como si todo esto fuese poco, la franquicia se deshizo de él tanto por el rendimiento como también por haber sido arrestado en abril por conducir ebrio.

Tanto el jugador como los dirigentes de Memphis ya señalaron que iniciará en la G-League, donde intentará encontrar el rendimiento ideal para llegar a cumplir con su potencial en la NBA.

De’Anthony Melton llegó adosado al traspaso de Josh Jackson por Kyle Korver Jevonte Green. El ex base de los Phoenix Suns será la tercera opción para Jenkins, pero viene de tener un buen año en su anterior equipo. Fue titular en 31 de los 50 juegos que disputó, entre los cuales promedió 5,0 puntos, 3,2 asistencias, 2,7 rebotes y 1,4 robos en 20 minutos por encuentro.

¿Cuándo y a dónde se va Iguodala?

Foto: Draft Kings.

En un movimiento sorpresivo, los Grizzlies se hicieron los servicios de Andre Iguodala, pero este se niega a prestarlos. Desde el primer momento, el alero dejó en claro que no está interesado en jugar para la franquicia, por eso no se presentó a la pretemporada, y mucho menos al Media Day. Su agente está negociando la rescisión de su contrato, pero la franquicia hace oídos sordos.

Lamentablemente, Iggy está envuelto en una situación complicada a sus casi 36 años (los cumplirá el 28 de enero). El tres veces campeón no será liberado rápidamente ya que, a pesar de su veteranía, es un jugador codiciado por el resto de la liga. Memphis, que lo contrató lícitamente según las reglas de la NBA, ya puede negociarlo dado que ya pasaron los tres meses de su contratación, pero probablemente espere hasta los primeros días de noviembre para hacer un movimiento.

A partir de su liderazgo y gran nivel defensivo, algunos equipos como los Lakers, Clippers, Blazers y Nuggets están interesados en ficharlo. Memphis no buscará mandarlo a alguna franquicia en particular, sino sacar la mayor tajada de su movimiento.

Expectativa: Crecer mientras se ordena

Jonas Valanciunas, el jugador veterano más importante de los Grizzlies. Foto: USA Today.

Si bien Memphis formó un equipo más completo en comparación al de las últimas dos temporadas, lo más probable es que lo encontremos fuera de la postemporada en abril del 2020. El plantel cuenta con una gran cantidad de apuestas interesantes, pero no tendrá la experiencia necesaria para terminar de pelear por los puestos clasificatorios a los Playoffs en el salvaje oeste.

Sin embargo, esto puede ser una buena noticia para los Grizzlies. A la espera de la partida de Iguodala, y el final de varios contratos sobrepagos, la franquicia tendrá la chance de darle una buena cantidad de minutos a sus jugadores jóvenes. En tanto, probablemente acabe con uno de los peores diez récords de la liga, lo que le dará la chance de fichar a otra joven estrella en el Draft 2020.

El gran objetivo será desarrollar las individualidades y empezar a formar un equipo que tendrá la obligación de pelear por un puesto a los Playoffs del 2021.