Los suplentes de Portland recibieron la noticia que la franquicia ejecutó las clausulas de sus respectivos contratos. De esta manera, el interno cumplirá su cuarto año del vínculo, mientras que el perimetral llegará, al menos por ahora, hasta el tercero.

Los Blazers fueron de los que más se movieron en la agencia libre. Los dirigentes de la franquicia de Portland se movieron bien y lograron los destacados fichajes de Hassan Whiteside y Pau Gasol para poder suplir la baja por lesión de Jusuf Nurkic, como también la salida de Enes Kanter (Celtics). A la par, remoldearon sus números a partir de las salidas de Mo Harkless (Clippers), Al-Farouq Aminu (Magic) y el traspaso de Evan Turner, a los Atlanta Hawks, por Kent Bazemore.

A partir de esos movimientos pudieron asegurar las renovaciones de Damian Lillard y C.J. McCollum hasta la temporada 2024-25, mientras que generaron un espacio salarial significativo para las próximas temporadas.

Por eso, este lunes por la tarde, decidieron asegurar el futuro de dos de sus jóvenes promesas. Por un lado, le señalaron a Zach Collins que utilizarán la opción del cuarto año de su contrato de novato, mientras que harán lo mismo con el tercer año del vínculo de Anfernee Simons. Ambas opciones entrarán en vigencia el 1 de julio del 2020.

Collins viene de dos buenas temporadas en las que fue una de las principales opciones en la banca para Terry Stotts. El ala-pívot promedió 6,6 puntos, 4,2 rebotes, 0,9 tapas y 0,3 robos en 17 minutos por partido durante la fase regular 2018-19.

Por su parte, Simons había quedado relegado en la rotación de Stotts a partir de la mejora de Evan Turner, pero fue ratificado como el base suplente de los Blazers durante la agencia libre. Él demostró todo su potencial en el último partido de la fase regular 18-19, cuando acertó siete de sus once intentos de tres para anotar 37 puntos y ser la gran razón de la remontada ante Sacramento.