Sólo Luis Scola, figura del equipo argentino en China 2019, integró el quinteto ideal del Mundial sin ser jugador de la NBA.

Luis Scola tuvo un premio consuelo tras la derrota argentina ante España en la final del Mundial de China 2019. El ala-pívot nacional logró, a sus 39 años, integrar el quinteto ideal electo por FIBA, un premio al que en el momento le dio una nula importancia por su enojo por perder la final, pero que, al momento de retirarse, tendrá el valor agregado de su enorme trabajo para estar en este nivel sin ser parte de las ligas de élite, como también el haber jugado en China para poder representar a la albiceleste tanto en las eliminatorias como en el certamen en sí.

Por fuera de Scola, el Mundial acabó con un quinteto ideal lleno de jugadores NBA. A continuación, los detallamos:

Ricky Rubio (Base – Phoenix Suns): Se podría decir que China 2019 fue el mejor torneo de la carrera del base español, no sólo por la obtención del título en sí, sino también por su protagonismo, consolidándose como uno de los mejores bases del planeta. El reciente fichaje de los Suns acabó el torneo con promedios de 16,4 puntos (16° en el rubro), 6,0 asistencias (8°) y 1,5 robos (18°) por partido.

Evan Fournier (Escolta – Orlando Magic): El francés padeció el intenso marcaje de Gabriel Deck en la semifinal y esa fue una de las grandes razones por las cuales su equipo no pudo estar en la definición. A pesar de esto, promedió 19,8 puntos y un altísimo 41% de efectividad en lanzamientos externos.

Bogdan Bogdanovic (Alero – Sacramento Kings): El mejor tirador del torneo, más allá que el promedio de goleo por partido (22,9) lo mantuvo en el segundo lugar, apenas con un 0,1 por debajo de Ricardo Ratliffe (Ra Guna) de Corea del Sur. A diferencia del asiático, promedió ocho minutos menos en cancha y tuvo mayores porcentajes de eficacia (55% en dobles, 53% en triples y 80% en tiros libres). Además, acertó siete triples tanto ante Estados Unidos como República Checa, siendo así el jugador que más veces logró la mayor cantidad de aciertos en este torneo (también lo hicieron Webster ante Grecia y Wiltjer frente a Jordania).

Luis Scola (Ala-Pívot – Agente libre): ¿Seguirá hasta Tokio 2020 o bajará la persiana en unos días? Los reportes indican que el Luifa seguiría jugando solamente para poder representar a Argentina en los próximos Juegos Olímpicos. El eterno capitán se rejuveneció y tuvo mejores números en todos los rubros si estos son comparados con los logrados en España 2014 (con cinco años menos). También, logró ser el jugador con más presencias mundialistas en la historia, como también el segundo máximo anotador de la historia del torneo.

Marc Gasol (Pívot – Toronto Raptors): Si Francia le hubiese ganado a Argentina y luego a España, Rudy Gobert sería el ‘cinco’ del quinteto, y eso sería un error gigante. Como se podía prever en la previa del torneo, el menor de los Gasol fue la gran figura del torneo. Lo fue por producción, por carácter y por actuaciones decisivas en juegos claves como frente a Australia (33 puntos, 6 rebotes, 4 asistencias y 2 bloqueos) y ante Argentina (14 puntos, 7 rebotes, 7 asistencias, 2 robos y 3 bloqueos). Promedió 14,2 puntos (30°), 7,7 rebotes (43°) y 0,6 tapas (20°) a lo largo del torneo, pero logró 23,5 puntos, 6,5 rebotes, 6,5 asistencias, 2,5 tapas y 1 robo entre los dos juegos decisivos.